Gareth Roe, un usuario de YouTube irlandés, subió hace una semana un vídeo que protagoniza con su hija y en sólo siete días ha logrado más de 3,5